UN COMPLEMENTO DE LA MEDITACIÓN

Meditar supone una excelente herramienta de trabajo personal. Sin embargo, muchas veces puede acabar convirtiéndose en un hábito mecánico. Un buen recurso complementario es la práctica del discernimiento. De esta manera, en la combinación meditación-discernimiento, cerramos el círculo del sentir ecuánime.

LA PROPUESTA

En cada uno de estos vídeos se proponen reflexiones que pueden aplicarse en el día a día. Así, visualizando las imágenes y reflexionando en el mensaje, podemos reenfocar la mente en momentos donde los pensamientos recurrentes condicionan nuestro estado de ánimo.

Recomiendo que el contenido de cada vídeo se reflexione durante, al menos, 7 días seguidos antes de pasar a otro. A ver hacia dónde os lleva cada una de estas propuestas.



Pon el cursor encima de una foto